miércoles, 28 de septiembre de 2011

LA ESPIRITUALIDAD

Esta foto la tome en una pagoda de Hanoi y alli recibi una de las lecciones de humildad más grandes de mi vida, Abraham un guía vietnamita, me pregunto: Tu sabes cual es el templo más grande del mundo?? Y yo pensé quizás Ankgor Watt, o el templo de Jerusalen, o el Vaticano!!!

Y el me dijo: Tu cuerpo, ese es el templo más grande del mundo, ahí es donde habita realmente Dios y por lo tanto debes respetarlo y honrarlo toda tu vida.

Una lección que no olvidare nunca



Dice el Zohar el libro místico más importante de los cabalistas judíos que cuando las vasijas que contenían la luz divinase rompieron, esta luz se disperso por el mundo y un pequeño fragmento de la luz quedo depositado dentro del corazón de cada uno de los seres humanos, y que esa pequeñísima porción divina busca volver a su verdadero ser, que busca reunificarse con todas las demas luces y volver a fundirse con Dios, a esto los judios le llaman “Shekinah” “la presencia de Dios”.

Muchas veces me han preguntado porque sin ser creyente me interesan tanto las religiones?? He recorrido medio mundo buscando sitios religiosos, haciendo fotos a budas, cristos, símbolos islámicos, en sinagogas, pagodas, chabolas africanas... y siempre trato de explicar que a mi lo que me interesa no son los ritos, ni las creencias particulares, que aborrezco de cualquier dogma. Tambien trato de explicar que lo que me mueve en esa búsqueda de Dios es la “espiritualidad “ esa porción de Dios de cualquier Dios o quizás de todos los dioses que habita dentro de nosotros.

La espiritualidad es individual es una relación directa entre la persona y Dios, no entiende de ritos ni obligaciones, sino todo lo contrario, una experiencia de comunicación con el ser supremo, con la divinidad, la llamemos Krishna, Jesús, Jehová, Allah o Gaia. En todas las religiones he encontrado que las personas realmente espirituales hablan de amor, compasión, renuncia a lo material... y se me podrá rebatir que hay fanáticos en l islam, en el cristianismo o en el judaismo, o que en todas las religiones  hay instituciones que se aprovechan de la incredulidad de los más débiles, pero insisto eso es religión no espiritualidad.

En un sentido último la espiritualidad pura puede llevar a renunciar a todo lo material y centrarse solamente en la meditación y la introspección, pero no hay que convertirse en una mística como Santa Teresa o hacerse Sadhu en los Himalayas para ser más espirituales, basta con valorar hasta que punto nos sentimos realizados con la vida que llevamos, si no encontramos con las cosas materiales que poseemos, si sentimos que el TENER  no nos hace felices que hemos olvidado el SER, en resumen si sentimos que andamos a la búsqueda de algo más y nosabemos que es...

Voy a dar algunas ideas que yo he ido desarrollando a lo largo de los años, para poder desarrollar una inteligencia espiritual tan necesaria cuando parece que solo la posesión de bienes materiales da la felicidad.
  • Identificiar las cosas que en nuestra vida nos dan sensación de paz, de alivio, de crecimiento, de ser mejores personas

  • Todos los días dedicar un tiempo  a  hacer las cosas que nos  ayudan espiritualmente. Estas pueden incluir ayudar a los demás en un voluntariado,, rezar, meditar, leer lecturas que nos interesen...

  • Cualquier actividad relacionada con la naturaleza nos llevara a encontrar una paz y una armonía inexplicable pero cualquiera que la haya vivido sabe que maravillosa.

  • Hacer yoga, meditación Tai chi, etc.. cualquier actividad que nos ayude a unificar nuestro cuerpo y nuestra mente nos hará senitr una sensación de paz y armonía con nosotros mismos que irremediablemente nos ayudará a estar mejor con los demás.

Dicen los cabalistas, los sufíes musulmanes, los rishis hindúes, que Dios habita dentro de nosotros, recoradlo siempre  CUIDANDOTE A TI MISMO HONRAS  AL DIOS QUE LLEVAS DENTRO”

Mucha suerte en vuestro camino particular a la felicidad

No hay comentarios: