viernes, 20 de mayo de 2011

LA MEDITACION

Esta foto la tome en Pokhara en Nepal, el Buda  estaba en lo alto de una colina con un lago precioso debajo y las montañas de los himalayas nevadas de fondo, en una paz perpetua, en un estado constante de relajación y paz, alli durante unos minutos yo también me sentí como un iluminado, como un Buda



Dicen los monjes budistas que la mente es como un mono que no para de saltar de una rama a otra incapaz de permanecer mucho tiempo en un sitio, así es nuestra mente viaja de lo que ocurrió y como podría o debería haber sido al futuro a lo que podrá ser, ahí gastamos casi todas nuestras energías en vez de utilizarlas en vivir en nosotros, en el aquí y en el ahora, en el único momento real EL PRESENTE.

El hecho de vivir en un pasado que ya no existe y un futuro que no ha llegado hace que nuestro cerebro perciba señales de alerta y peligro constantes que obviamente no son reales lo que conduce a la ansiedad, el miedo, la depresión... la meditación al obligarnos a dejar la mente en calma sin perturbaciones ayuda a nuestra mente a descansar y valora las cosas con la importancia que realmente tienen que casi siempre es ninguna.

Hay tantos tipo de meditaciones como personas, se puede meditar sentado, tumbado, de pie, andando, etc.. lo importante es la intención es muy importante diferenciar la relajación de la meditación.. mientras que la primera es cualquier actividad que nos ayude a evadirnos, como ver la tele, leer un libro, etc.. (cosas también muy sanas muchas veces..) la meditación conlleva una intencionalidad de vivir el presente de forma consciente, de despojarnos de todos los pensamientos irrelevantes, de sumergirnos en la ATENCIÓN PLENA hacia nuestro interior.

Los elementos principales en cualquier meditación son:


1.- LA POSTURA Como he comentado anteriormente se puede meditar de muchos modos, aunque el modo ideal es sentado, a poder ser en el suelo con las piernas cruzadas y la espalda recta, para que la energía fluya por nuestra espina dorsal hasta nuestro cerebro, ES MUY IMPORTANTE NO SENTIR NINGUN DOLOR, si existiera alguna molestia o dolor hay que corregir la postura no puede existir una meditación plena sin relajación plena.


2. LA RESPIRACIÓN El primer pilar de la meditación es la respiración dice el maestro Iyengar “Quien controle su mente controlara su cuerpo, quien controle su respiración controlará su mente, así que controlando nuestra respiración controlaremos nuestra mente y nuestro cuerpo...”  La respiración debe hacerse siempre por la nariz, en un principio de forma intencionada con inspiraciones normales acompañadas de espiraciones profundas hasta vaciar totalmente los pulmones.. hasta que pasado un tiempo la respiración se vuelva fluida e inconsciente.

3. LA MENTE De forma constante nuestra mente hará su trabajo y empezará a introducir pensamientos, ES IMPOSIBLE DEJAR LA MENTE EN BLANCO por lo que debemos aceptarlos, no juzgarlos no darles ningún valor ni positivo ni negativo, debemos ser como una montaña y nuestros pensamientos serán las nubes, una montaña está rodeada de ellas pero su presencia no le inmuta, así debe ser nuestra mente, al quitar todo valor a nuestros pensamientos no sentiremos emociones y nuestro cerebro podrá descansar!! Y con él todo nuestro sistema nervioso.


4,. LA CONSTANCIA Es la parte más importante de la meditación, nuestra mente se nos irá una y otra vez  como un mono en un árbol, pero esta es como un músculo debemos trabajarla y darle forma hacer que nuestro estado de meditación sea un estado natural en nuestra vida, algo que llevamos a cabo en cada acto cotidiano que hacemos.

Cuando meditamos nuestra mente e irá al pasado y al futuro, nos recordará alegrías y enfados.. debemos aceptar esto sin reprocharnos nada y volver a la respiración ... esta es nuestra ancla, la que nos permite en todo momento volver al punto de partida y centrarnos en el aquí y el ahora.

Como he comentado antes hay tantas formas de meditación como personas, pero si nunca lo has hecho puedes empezar mirando fijamente una vela unos minutos y después cerrando los ojos y  meditar, o imaginando una luz blanca que sale del pecho, etc.. o simplemente relajándote y centrándote en tu respiración dejando que se a ella la que te lleve.

Os voy a dar una meditación para aprender a perdonar muy útil para sentir amor y perdón hacia nosotros y las personas que nos han hecho daño.

MEDITACIÓN DE LA BONDAD

Empieza la meditación dándote las gracias por dedicarte a ti mism@ unos minutos, centra la espiración y guíate por ella unos minutos.. relaja piernas, brazos, abdomen... y centra tu atención en los latidos de tu corazón esa es la puerta de acceso a la compasión y al amor más profundo a nosotros mismos y a todos los seres. Hazla tan larga o corta como creas necesario, cualquier momento que dediquemos a nosotros mismos siempre será positivo.

Siente todo el amor que puedes dar... siente que eres como el sol o la luna que reparten su luz a todos los seres vivos sin distinción, piensa en todo el amor que tienes para dar, que quieres dar y que no has podido hacerlo, ese amor te va inundando poco a poco te colma y se va emanando como un perfume que lo llena todo, la habitación, la ciudad, el universo completo...

Repite las siguientes frases con convicción...

Que pueda sentirme seguro...
Que pueda estar sano..
Que puedan mi mente y cuerpo estar bien...
Que pueda estar en paz...

Expandimos nuestro amor a las personas que queremos a nuestra familia amigos...


Que puedan mis seres queridos sentirse  seguros...
Que puedan mis seres queridos sentirse  sanos..
Que puedan el cuerpo y la mente de mis seres queridos  estar bien...
Que puedan mis seres queridos  estar en paz...

Vamos a expandir nuestro amor y bondad a las personas que nos han hecho daño, a las que no hemos podido/sabido perdonar, a las que hemos hecho daño

Que puedan las personas con las que tengo problemas sentirse  seguras...
Que puedan las personas con las que tengo problemas sentirse  sanas..
Que puedan el cuerpo y la mente de las personas con las que tengo problemas estar bien...
Que puedan las personas con las que tengo problemas estar en paz...

Finalmente expandimos nuestra aura de bondad a todos los seres, a los conocidos y a los desconocidos, a la humanidad, a los animales, a las plantas....

Que puedan todos los seres sentirse  seguros...
Que puedan todos los seres sentirse  sanos..
Que puedan el cuerpo y la mente todos los seres estar bien...
Que puedan todos los seres estar en paz...

Poco a poco céntrate en tu respiración y vuelve al presente, abre poco a poco lo ojos y reflexiona unos segundos sobre como te sientes.. te sentirás más relajado, mas consciente, con más felicidad...

Recordadlo siempre PARA HACER FELICES A LOS DEMAS PRIMERO DEBEMOS HACERNOS FELICES A NOSOTROS MISMOS


Mucha suerte en vuestro particular camino a la felicidad









1 comentario:

polros dijo...

gracias por compartir. Muy interesante. El pasado lo he dejado atrás pero el futuro...