jueves, 14 de abril de 2011

EL EGOISMO

Esta foto la tome en Friburgo, en la Selva negra alemana,  la foto representa
la importancia de los santos y demas figuras religiosas, frente a la insignificancia
del ser humano, una actitud que durante muchos siglos
 ha hecho mucho daño al ser humano, todo lo contrario de lo deseable

 
El egoísmo no consiste en vivir según nuestros propios deseos, sino en pretender que los demás vivan como nosotros queremos

Óscar Wilde

Si buscamos en el diccionario de la RAE la acepción e egoísmo podremos leer lo siguiente: “Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás”

Pero esto no es siempre así, también está el abnegado, el que se desvive por los demás, el que lo hace todo por ellos.. pero que no los deja respirar que no soporta la idea de no ser indispensable para ellos, y este es de un altruismo peor que el más duro de los egoísmos.

En nuestra cultura judeo-cristiana desde hace muchos siglos nos han enseñado que Cristo murió por nosotros, que sacrificó su vida, etc.. y que nunca estaremos a la altura de ese sacrificio, la imagen que nos queda es que cualquier caso que todo lo que  hagamos para satisfacer nuestras necesidades será un acto negativo, una muestra del peor egoísmo. En muchas personas el darse una pequeña satisfacción, les produce un enorme sentimiento de culpa, como si no pudieran merecer ser felices!!!.

Por tanto es  malo darnos satisfacciones, dedicarnos tiempo a nosotros mismos??.. nunca si no se hace a costa del sacrifico de los demás!! En mi opinión hay dos formas de egoísmo.

1.- EGOISMO SANO:

El egoísmo puede ser sano, siempre y cuando CONSISTA EN RESPETAR NUESTRAS NECESIDADES Y SENTIMIENTOS AUNQUE LOS DEMAS NO LO HAGAN, SOBRE TODO SI LOS DEMAS NO LO HACEN. TRATANDO DE NO PERJUDICAR A NADIE Y SI OCURRE QUE LOS DAÑOS SEAN MINIMOS.

En esto consiste  la asertividad, por supuesto que en muchos casos deberé hacer cosas que los demás no compartan o que incluso les perjudique, pero debe ser dentro de unas reglas del juego morales  y legales, y si decido sacrificarme lo haré sin poner fichas en mi lista de deudas pendientes, lo habré hecho desde mi LIBERTAD DE DECISIÓN.

Si yo aparco el coche en el centro de la ciudad en hora punta, estoy siendo egoísta (y muy afortunado) porque le estoy quitando la plaza de aparcamiento a otra persona que también le podía hacer falta, pero entra dentro del juego, si lo hago en una plaza para minusválidos estaré violando la ley que trata de ayudar a personas con discapacidad...

Si ayudar a los demás por ejemplo en una ONG me produce satisfacción estaré siendo egoísta porque disfruto haciéndolo pero al mismo tiempo estaré ayudando a otras personas a sentirse mejor, esto es otra forma de egoísmo sano.

2.- EGOISMO PATOLOGICO:

            El egoísta patológico o narcisista, antepone sus necesidades a la de los demás, NO PIENSA QUE PARA SATISFACER SUS NECESIDADES  PUEDE MOLESTAR A LOS DEMAS, lo hará de todos modos, bien ignorándolos o bien utilizándolos.

            Actuara de una forma rígida según unos principios inventados por ellos, que no tendrán en cuenta los valores sociales, de pareja, etc.. y distorsionan constantemente la realidad para que todo se acomode a sus deseos. Si el territorio no se adapta a sus mapas mentales, pues se cambia el territorio. Si les haces ver que no están actuando de forma correcta, primero lo negaran y si esto no es suficiente, te harán sentirte culpable, cualquier cosa menos reconocer que han hecho las cosas de forma egoísta, solo pensando en su propio bienestar.

            Hay otra forma de egoísmo más peligrosa si cabe, que es  el del altruista disfrazado, este lo hará todo por ti, te ayudara, estará pendiente de todos sus deseos.. pero habrá un precio a pagar le deberás pleitesía constante, si en algún momento no haces las cosas como ellos esperan o peor aún actúas sin contar con ellos, te caerá una lluvia de reproches inmensa.... después de todo lo que he hecho por ti?? Como puedes hacerme esto?? te he dado los mejores años de mi vida, etc..

            En ambos casos la solución pasa por ser asertivos, hacerle ver a la otra persona que no estamos contentos con su conducta o bien que no aceptamos chantajes que si hicieron algo por nosotros sin que lo pidiéramos, tampoco tenemos que pagar ningún precio por ello.


Respecto al mundo de las parejas, (pueden ser de amigos, de trabajo, matrimonio), hay que tener en cuenta que si percibimos que aportamos más  a la relación  de lo que recibimos (o viceversa), en muy poco tiempo sentiremos frustración y rabia,  SENTIREMOS QUE HACEMOS  COSAS QUE NO QUEREMOS O BIEN QUE NO MERECEMOS RECIBIR TANTO. Y en ambos casos nos sentiremos insatisfechos, frustrados, la relación estará siempre descompensada.

No hay nada malo en actuar buscando nuestras propias satisfacciones, es malo cuando lo hacemos utilizando o ignorando las necesidades de los demás, utilizándolos en nuestro beneficio,

Muchas suerte en vuestro particular camino a la felicidad

1 comentario:

Anonym dijo...

Para mí la definición de egoísta patológico tiene otro matiz: es el que antepone sus CAPRICHOS a las necesidades de los demás. El que pudiendo ahorrarte dolor haciendo muy poco esfuerzo, no lo hace.