lunes, 11 de abril de 2011

EL ARTE DE LA PACIENCIA




Hay un experimento que aunque parezca increíble, es cierto. Si a un niño pequeño de mas de cinco años le hacemos una dura prueba, le dejamos delante de una chocolatina y le decimos que no la toque hasta que volvamos.... Según su impulsividad, el tiempo que tarde en comerla, tendremos un predictor importantísimo de cómo será su vida futura, su vida académica, laboral, incluso de pareja.

Un niño cuando desea algo lo desea inmediatamente!! A medida que va creciendo la familia, la escuela, la sociedd en genral etc.. le va enseñando a modular y retardar la necesidad de satisfacer su demanda inmediatamente, este es quizás uno de los factores más importantes para diferenciar en los adultos una personalidad madura de la que no lo es.

La necesidad de no recibir satisfacciones a corto plazo para poder invertir en recompensas que llegaran a largo plazo asegura el éxito en casi todas las facetas de la vida (por favor, no confundir con la duda constante y el no decidirse nunca por nada). Por ejemplo un adolescente, que sea responsable de sus estudios e invierta su tiempo en formarse y no solo en divertirse, más adelante tendrá mucho más posibilidades de finalizar sus estudios y por tanto más probabilidades de éxito laboral, económico, personal, etc..

Otro factor importantísimo es que al cultivar la paciencia, la espera activa, nos sentiremos mucho menos frustrados en todos los aspectos de nuestra vida diaria. El querer que las cosas sean solo como nosotros queremos que sean y que se  den inmediatamente es IMPOSIBLE, por tanto en personalidades inmaduras cuando las cosas no sean como planearon  y/o no tengan resultados en muy poco tiempo  sentirán una profunda ansiedad, una sensación de que el mundo es injusto, que no tienen suerte en nada de lo que hacen.

Una vez más insisto,  paciencia no significa resignación o sometimiento sino aceptar que las cosas no siempre se darán ni en los plazos ni con los resultados que nos hubieran gustado, algunos consejos para activar la paciencia.

-         Tenemos que respetar los tiempos y espacios de los demás, si algo es urgente para nosotros no significa que tenga que serlo para los demás y viceversa, es importante seguir nuestro ritmo sin dejar que los demás nos lo marquen. Perseverancia si!! Impaciencia no!!

-         Lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible!! Las cosas difícilmente serán siempre como a nosotros nos gustaría y enfadarnos, irritarnos por ello, sólo hará daño a una persona, nosotros mismos!! El ejemplo más claro es un atasco, podemos enfadarnos, gritar, insultar!! Y los coches no se moverán ni un metro, ni un minuto antes.

-         El rasgo más infantil que un adulto puede tener es la necesidad de satisfacer inmediatamente sus deseos, las inversiones en un proyecto laboral, económico o de pareja darán sus frutos cuando estén maduros y no antes, si tratamos de recoger demasiado pronto la cosecha  solo encontraremos frutas verdes.

-         Disfrutemos más del camino que de  la meta!! El involucrarnos en cada uno de los pasos de cualquier proyecto nos hará disfrutarlo mucho más y llevarlo a buen fin con más seguridad, no hay que apegarse al resultado sino al proceso!! Este es casi siempre el predictor de un éxito seguro.


-          


  Como resumen os dejo una reflexión de la psicología budista tibetana:

,Tener paciencia es la fuerza interior de no dejarse llevar por la negatividad.

 Tener paciencia es escoger mantener la claridad emocional cuando el otro ya la perdió.

 Tener paciencia es decidir mantener la mente limpia, libre de la contaminación de la rabia y del apego.

Mucha suerte en vuestro particular camino a la felicidad


4 comentarios:

saul dijo...

la paciencia es un arbol de raices amargas y dulces frutos me gusta el articulo,. manuel.

saul dijo...

de

Ivan Muñoz Vallejos dijo...

Verdad

Ivan Muñoz Vallejos dijo...

Verdad