viernes, 4 de marzo de 2011

LOS PENSAMIENTOS DISTORSIONADOS



Nuestra mente puede ser nuestro mayor aliado o nuestro peor juez, en algunos momentos de nuestra vida nos sentimos mal o deprimidos y pensamos lo tengo todo para ser feliz y no me siento bien, o un problema puntual nos desborda y nos hace pensar que nada de lo que tenemos/somos merece la pena.

En la mayoría de los casos que nos sentimos así tenemos PENSAMIENTOS DISTORSIONADOS SOBRE LA REALIDAD, es como si nos pusiéramos unas gafas oscuras que nos hicieran verlo todo mucho más negro de lo que realmente es, con la consecuente perdida de calidad de vida que esto supone. Hoy voy a hablar de los principales pensamientos distorsionados que hay.

Como notareis enseguida los pensamientos distorsionados no pueden clasificarse solo en un apartado sino que a veces puede encuadrarse en varios apartados al mismo tiempo, por otra parte pongo explicaciones muy exageradas. NO SE TRATA DE VER EN QUE PENSAMIENTO ME ENCUADRO O CUAL ME CARACTERIZA MAS,  sino que cuando tengamos algún pensamiento distorsionado lo detectemos y analicemos, para evitar que se repita en el futuro.

. Hoy voy a describir los diferentes pensamientos y en un próximo post pondré ejemplos de pensamientos distorsionados y pensamientos positivos con ejemplos y consejos para poder pasar de unos a otros. Es muy importante que si analizándote notas que tienes pensamientos que se puedan encuadrar en alguno de los apartados anteriores NO TE SIENTAS CULPABLE, es normal tenerlos, se trata de observarlos, racionalizarlos y ellos solo desaparecerán!!! Si hacemos esto con perseverancia poco a poco será una conducta normal y nuestra calidad de vida mejorará espectacularmente, OS LO GARANTIZO.



-         Pensamiento todo/nada: Esto es típico con niveles de autoexigencia muy alto y autoestima baja, si las cosas no están perfectas se culpan de ser unos inútiles, incapaces, etc.. No valoran el trabajo realizado solo se fijan en lo poco o mucho que según ellos esta mal o incompleto, etc... como podéis imaginaros están siempre cansados, quejosos, porque nada es como ellos quieren, viven en una lucha constante contra ellos mismos.  Nunca están satisfechos de sus resultados.

-         Generalización excesiva: Si sufrimos algún acontecimiento negativo lo generalizamos a todo lo que nos acontece, como si ese fracaso fuera algo constante en toda nuestra vida. Normalmente va asociado a una parcela de nuestra vida en la que nos sentimos más inseguros, trabajo, relaciones personales, temas económicos, etc.. se utiliza el fracaso puntual como una excusa para no realizar ningún esfuerzo en ese sentido, MEJOR NO HACER NADA QUE FRACASAR OTRA VEZ.

-         Filtro mental: Solo nos fijamos en la parte negativa de lo que nos ocurre o ocurre a los demás, ante un acontecimiento que se sale de nuestros planes en vez de verlo como una oportunidad lo vemos como un fastidio, sería el clásico ejemplo de ver la botella medio vacía en vez de medio llena. Este tipo de personas son pesimistas en todo los que les ocurre a él y a las personas cercanas..


-         Descalificación de lo positivo: Ya explicamos este comportamiento en el post de las atribuciones, si algo sale bien es que han tenido suerte, le han ayudado, etc.. y si sale mal la culpa es siempre suya!!! Viven en una permanente sensación de fracaso y  de incapacidad. Nunca son objetivos en lo que hacen.

-         Conclusiones apresuradas: Este tiene os variantes:

o       Lectura del pensamiento: Estas personas creen ser las victimas de la animadversión de todo el mundo, todo el mundo les observa, les critica.... Se sienten permanente enjuiciados y el veredicto es siempre culpable. No hacen nada por analizar cuanto tiene de real este pensamiento paranoico, se aíslan del mundo y al aislarse cada vez corroboran más sus teorías
o       Profecía autocumplida: Antes de hacer algo ya piensan que van a fracasar y o bien no lo hacen, o lo hacen tan ma,l de forma tan apresurada y chapucera que el fracaso es inevitable De esta forma fracasan y pueden decir aquello de YO YA LO SABIA!!, por supuesto no tratan de extraer ningún aprendizaje del error.

-         Magnificación o minimización: Este tipo de personas ante un acierto le quitan importancia lo minimizan y los fracasos los magnifican, le dan mucha más importancia de la que tienen. Son muy indulgentes con los errores ajenos pero muy severos con los propios. Obviamente suelen ir asociados a una autoestima baja.

-         Razonamiento emocional: Nos identificamos con nuestras emociones!!! Si estoy triste, me digo soy un desastre, nadie querrá estar conmigo y los que lo están lo hacen por lastima...  No hacemos una valoración objetiva de la realidad, damos por hecho que las cosas son de una determinada manera y que no merece la pena hacer nada para cambiarla.

-         Etiquetización: Nos definimos o etiquetamos a nosotros mismos en un rasgo concreto de nuestro carácter, soy muy soso, soy muy pesado.. y no vemos el resto de rasgos positivos que nos caracteriza, pensamos que los demás solo se fijan en esa característica que no nos gusta de nosotros mismos. Normalmente este tipo de personas actúan de la misma manera con los demás, etiquetándolos también y reduciendo su personalidad a un solo rasgo negativo.


-         Personalización: Creen que todo cuanto sucede es culpa de ellos, no hacen una evaluación correcta de la realidad, viven en un constante sentimiento de culpa, con remordimientos. Es el típico ejemplo de la madre que se siente culpable porque su hijo ha suspendido, como si la culpa fuera de ella y no de su hijo.
-          
Como habréis observado una característica común de todos estos pensamientos distorsionados, es que el sujeto es siempre el centro de atención de todo el mundo o es responsable  de todo lo que ocurre a su alrededor, es por eso por lo que es importante no pensar tanto en nosotros mismos ni observarnos constantemente!! Esto resulta agotador para nosotros y para las personas que nos rodean.

Muchas suerte en vuestra particular camino a  la felicidad




No hay comentarios: