viernes, 18 de febrero de 2011

EL ETERNO PRESENTE


El ser humano a diferencia de los animales, tiene la capacidad de elaborar por si mismo conductas que no vengan determinadas por el instinto o por un aprendizaje condicionado, puede elaborar comportamientos espontáneos a partir de sus experiencias pasadas y sobre todo puede prever conductas y acontecimientos  futuros muy complejos  para mejorar su supervivencia.

Por lo tanto, el ser humano tiene la capacidad de poder evaluar situaciones pasadas con interpretaciones personales muy elaboradas y anticiparse al futuro desde muchos puntos de vista diferentes, dicho de otro modo somos la única especie animal en el planeta que puede elegir no vivir en el presente.

Pero si no sabemos administrarlo de forma adecuada se convierte en nuestra mayor condena, pudiendo vivir el pasado como una fuente de remordimientos o como un ideal que nunca existió y el futuro como un sinfín de miedos sobre oscuros pronósticos que acechan nuestro horizonte vital.


Como explicamos que viviendo en la era de mayor crecimiento económico de la humanidad, con más recursos alimenticios, de vivienda, etc.. seamos cada vez más infelices y cada vez vivamos con más miedo. Mientras mayores son nuestros recursos económicos y”nivel de vida” mayor es nuestra angustia a perderlo todo, y aunque hay varias razones para esta epidemia actual llamada “estres” una de las principales causas es que no vivimos en el presente, en el AQUÍ Y AHORA.

Veamos las patologías de no vivir el presente:

-         Pasado enfermizo tiene dos vertientes:

Ideal: Rememoramos una y otra vez un pasado ideal en el que teníamos dinero, o un buen trabajo o la pareja ideal, etc.. y sufrimos constantemente porque ni en nuestro presente ni en el futuro podremos volver a disfrutar de algo igual. (Generalmente cuando  esto se lo comentamos a alguien que nos conocía entonces, nos hace ver que tampoco entonces éramos felices). Es como aquel  que tuvo una pareja normal pero que la idealizo de tal modo que ya nadie está a la altura de sus exigencias y por lo tanto se pasa el resto de su vida sol@.

Terrible: Vivieron una infancia y/o adolescencia dolorosa que les marco de una forma terrible o bien en un momento de su pasado tomaron una decisión/es que consideran equivocadas y se recrean en esos momentos de dolor una y otra vez, culpando tener un presente tan doloroso a un pasado que no han sabido/querido superar. Sufren en el presente por algo que ya pasó y además sufren por el futuro que les espera, es decir se pasan la vida sufriendo.
           
-         Futuro enfermizo:


Como no les gusta su presente viven en un perpetuo futuro en la mayoría de los casos agorero y terrible, lleno de miedos y desgracias que les acechan, cuando no se cumplen sus pronósticos más terribles se buscan otros nuevos y así siempre tienen algo de lo que preocuparse.

La solución a esto es vivir en un eterno presente, como se consigue: dejando pasar  los pensamientos que traten de llevarnos al pasado o al futuro, cada vez que pensemos en algo malo que nos ocurrió pensar que AQUÍ Y AHORA estoy bien, eso que me causo  dolor no puede volver a hacérmelo porque ya pasó, ya no existe más que en mi imaginación.

Cuando me lleguen pensamientos sobre un futuro incierto o tenebroso y empiece a inundarme la angustia, volver al AQUÍ Y AHORA y ver que estoy bien, cuando llegue el problema (que casi nunca llega) ya se solucionará. Y si no surge ese problema surgirán otros la vida es un reto, pero debemos solucionarlos en el presente nunca en el futuro, porque el futuro NO EXISTE.

A estos  razonamientos se les pueden  hacer ciertas críticas:

-         Que ocurre si no me gusta el presente que vivo ahora??. Primero evalúa cuanto de tu sufrimiento es debido a un pensamiento erróneo sobre un futuro que no existe y/o un pasado que se ha ido. Hecho esto afronta el problema sin angustia (miedo a repetir  un error del pasado) y sin ansiedad (miedo a que el futuro sea terrible). Si evaluamos objetivamente la situación veremos que hemos afrontado anteriormente situaciones igual o más difíciles y las hemos superado. Pensar mucho sobre un problema no lo soluciona, lo hace el actuar de forma decidida sobre él.

-         Tengo que pensar en el futuro sino mi vida sería un desastre: Si haces una hipoteca de una casa, no piensas si dentro de 15 años podrás pagarla, ocupas la casa y disfrutas de ella!!! Ve al futuro evalúa la situación pero vuelve inmediatamente al AQUÍ Y AL AHORA. Pensar mucho sobre un problema que va a ocurrir no lo soluciona, es más nos limita en nuestro presente para tomar las decisiones adecuadas para vivir AQUÍ Y AHORA.

-          
-         Hay quien vive el presente de forma enfermiza: No tomar ningún aprendizaje del pasado y no pensar nunca en el futuro está muy bien para los sadhus de la India pero no en nuestra cultura, evalúa el pasado extrae lecciones de él, visita el futuro, intúyelo, pero inmediatamente vuelve al presente al AQUÍ Y AHORA.

Estos ejercicios no son algo fácil ni que se consiga en unos días, es una tarea  que requiere disciplina y paciencia, pero que cuando se empieza a probar y se sienten sus beneficios se convierte en una necesidad  que forma parte de nuestras vidas y nos permite vivir con sosiego y tranquilidad en un eterno presente.

Técnicas de meditación, el yoga, tai chi, etc.. ayudan mucho a entrar en un estado de flujo continuo donde  no somos agresivos ni con nosotros mismos ni con los demás, donde podemos vivir en completa paz con nosotros mismos

Muchas suerte en vuestro particular camino a la felicidad

No hay comentarios: