lunes, 28 de febrero de 2011

EL AMOR ADULTO


Cuenta Platón en su dialogo “El banquete” que en tiempos muy antiguos, los seres femeninos y masculinos vivian emparejados en un solo ser (andróginos) y que debido a un castigo divino se vieron obligados a separarse y que desde entonces pasamos la eternidad buscando la otra mitad que nos falta para volver a estar completos.

Si te sientes así realmente TIENES UN PROBLEMA!!! Nadie, absolutamente nadie!!!puede darte lo que te falta, sólo podrás amar a alguien plenamente (y ser amado) cuando seas un ser completo, autónomo, seguro de ti mismo, y así desde la libertad elegir la persona con la que quieres compartir unos minutos, días, años ... el resto de tu vida pero siempre desde tu libertad como ser adulto y maduro.

El niño cuando nace no tiene elección DEBE AMAR  a sus padres, no tiene elección en la ruleta de la vida tendrá padres buenos, protectores, tóxicos pero los amará incondicionalmente hasta la adolescencia, sus padres serán como dioses y a partir de ahí tendrá que comenzar a compartir su amor, a comenzar su vida adulta....

El amor es cosa de adultos, no de niños. No es para niños en el sentido literal, y no me refiero al amor físico sino en el sentido psicológico, no es para aquellos que sea cual sea su edad siguen siendo niños, no han crecido, no han madurado... y esto vale tanto para hombres como mujeres.

Un concepto fundamental en el adulto y en el amor, es ser autónomo, puede parecer una contradicción hablar de la unión de dos mentes, dos cuerpos, dos almas y hablar de autonomía, pero es que esta y la autoestima son inseparables, son casi gemelas.

Los individuos autónomos  entienden que los demás no existen solo para satisfacer sus necesidades, saben que por mucho amor y comprensión que exista entre dos personas cada uno es responsable en última instancia de si mismo, es responsable de SU FELICIDAD.

Están preparados para el amor porque:

-         Han crecido y madurado, son adultos en todos los sentidos del termino

-         .No necesitan el permiso de nadie para ser como son, están seguros de si         mismos y por lo tanto no actuaran esperando la aprobación de nadie. Por lo tanto su autoestima estará siempre a salvo no tendrá miedo de perder a su pareja porque conozca a otr@ mejor.

-         Su valía dependerá de si mismo , sin estar a merced de la aprobación de los demás y sus egos siempre estarán a salvo sin miedo a naufragios por tormentas imprevistas. No convertirán pequeños incidentes en muestras de rechazo.

-         Respetaran la decisión de su pareja de seguir su propio destino, de estar a solas de vez en cuando, no querrán estar presente en cualquier situación que viva su pareja.


-         No tratarán de ser siempre el centro de atención, de querer que su pareja le acompañe en todo, le apoye en todo, ni se dejarán llevar por el pánico cuando su pareja se preocupa por otras cuestiones que no le atañen.

-         Por mucho que uno ame a su pareja, debe también amarse a si mismo, no pensar nunca que hacemos algo por sacrificio, siendo felices, la felicidad nos colma, nos sobra y podemos darla a todas las personas que nos rodean.

Seguro que has conocido a personas que no eran maduras, que en un momento determinado te hicieron sentir que eran un lastre para ti, pero piensa también hasta que punto eres autónomo tú, el amor por los demás empieza siempre por un amor sano a uno mismo.

Dice Bucay:

Yo no quiero a alguien a mi lado que me diga: hasta que te conocí mi vida era un desastre o vivía en la más terrible de las soledades o no se que hubiera sido de mi vida sin ti...

Yo quiero a alguien a mi lado que me diga: cuando te conocí yo era muy feliz pero a tu lado lo soy muchísimo más...

No se me ocurre mejor manera de expresar el amor entre adultos

Mucha suerte en vuestro particular camino  a la felicidad